viernes, 3 de agosto de 2012

Quimera

Un sentir de mariposas.

Desde la entraña profunda emerge la magia
mientras un velo
(inquieto, rasgado, de tul)
recorre este espacio.
Soñé ser oruga mientras dolía. 

Tras la niebla….
Allí esconderé mi quimera.

Para S.B. 

2 comentarios:

  1. No escondas las quimeras; los sueños son el salvavidas para estos tiempos aciagos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar