jueves, 1 de diciembre de 2011

Algo distinto

Dice David Jiménez: "Quizá Cela tenía razón y los periodistas están destinados a ser como las putas: trabajando sin horario ni garantías, a menudo de noche, ofreciendo sus servicios al mayor número de clientes posible y soportando a los aprovechados que tratan de regatear los precios o intentan que el servicio les salga gratis, prometiendo traer dinero y respeto en una próxima visita. Solo que no vuelven o lo hacen olvidando ambos. Otra vez".









2 comentarios:

  1. No sé en este caso, pero también afirmó Cela que el que resiste gana y eso ha quedado demostrado recientemente.

    ResponderEliminar